LAS MATEMÁTICAS SON EL LENGUAJE CON QUE DIOS HA ESCRITO EL UNIVERSO - Galileo Galilei

sábado, 11 de octubre de 2014

HISTORIA E ICONOGRAFÍA DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR

La festividad de la Virgen del Pilar es una de las más arraigadas en España y a lo largo de la historia reciente se la ha proclamado Reina de la Hispanidad (la fecha de su festividad se celebra día que Colón arribó a la isla de San Salvador en las Antillas), patrona del Día de la Raza, Patrona de España – ex aequo con Santiago el mayor, aunque ahora este santo haya quedado arrumbado en el calendario oficial) y patrona de un largo número de instituciones – la más conocida es la Guardia Civil – y localidades,v.gr. Zaragoza,

Aparte de esto, tanto sus orígenes como su iconografía no son muy conocidos en general, salvo acaso por sus devotos, que los tiene y muchísimos. Dice la tradición hagiográfica que el 2 de enero del año 40, Santiago se encontraba en profunda oración con sus discípulos junto al río Ebro cuando oyó voces de ángeles que cantaban “Ave, María”. Y vio entonces aparecer a la Madre de Cristo, de pie sobre un pilar de mármol. La Madre de Jesús, que aún vivía en Palestina, le pidió a Santiago que en aquel lugar se construyese una iglesia, y que el altar estuviese en torno al pilar donde ella estaba de pie. Cuando la Virgen desapareció quedó ahí el pilar; el Apóstol Santiago y sus acompañantes iniciaron la edificación de la iglesia en aquel lugar  que con el transcurso de los siglos sería la actual Basílica de Nuestra Señora del Pilar. Antes de que estuviese terminada Santiago dejó a uno de sus discípulos como encargado y a la Iglesia le dio el título de Santa María del Pilar . Dada la tempranísima fecha de su inicio se dice que este templo fue el primero que se comenzó a construir en el mundo para ser dedicado a la Madre de Jesús. El pilar actual es una columna de jaspe de forma cilíndrica de 1,67 metros de altura y 25 centímetros de diámetro. Encima de éste descansa la imagen de la Virgen. Es de madera, de estilo gótico, y con tan sólo 38 cm de altura. La Virgen sujeta con la mano derecha el manto que le cae por la espalda, mientras sostiene al Niño con el brazo izquierdo. El Niño Jesús tiene las piernas cruzadas, con la mano izquierda coge un pajarillo y con la derecha recoge el manto de su madre. Probablemente, esta imagen es del siglo XV.
Ni la advocación ni su iconografía son privativas de la imagen que se venera en la basílica zaragozana, por más que en puro análisis iconográfico sea la única que merece tal atribución. Por una parte están llamadas las “Vírgenes del Pilar” que reciben este nombre por el hecho casual de estar adosadas a un pilar o haber sido halladas junto a uno de estos elementos arquitectónicos; por otra parte hay un grupo de vírgenes que sin recibir esta denominación del pilar son representadas sobre un pilar o una columna. . En cualquier caso en la reproducción de esta imagen, como en la de Montserrat , ha habido una libertad a veces excesiva desde el punto de vista iconográfico, si bien bajo el punto de vista artístico hay piezas bellísimas como la Virgen del Pilar de piedra policromada obra de Pedro Millán, del siglo XV, venerada en la catedral de Sevilla. Otras veces una imagen de tipología definida ha sido colocada sobre un pilar y ha recibido el nombre de Virgen del Pilar para ser venerada bajo esta advocación; tal es el caso de una Virgen que corresponde enteramente a la  iconografía   de la  Virgen de los Desamparados y que, colocada sobre un pilar, se venera bajo el nombre de Virgen del Piar en la pequeña localidad alicantina de Margarida.
La casi única característica de la Virgen del Pilar es este elemento o columna; la Virgen en sí no tiene características  propias:  tanto puede ser sedente como erguida, con Niño o sin él. Al haberse perdido la imagen original no podemos hacer confrontaciones. Pero es importante señalar un hecho poco conocido: un tipo de esta advocación lleva una columna en la mano, tal la imagen de piedra policromada de  la catedral nueva de Salamanca: en su mano derecha lleva un fragmento de columna con con un capitel en flor  y sobre él un diminuto oratorio, referencia al que mandó erigir al apóstol Santiago junto al Ebro. En la sacristía de la catedral primada en Toledo hay una Virgen de plata del siglo XV semejante, de mejor ejecución por el material empleado. Por lo demás, la atribución más conocida es la de Zaragoza. Lleva un manto coniforme caído hasta más abajo de la mitad del cuerpo; en las pinturas del siglo XVII en adelante el manto sin pliegues se apoya sobre los hombros y oculta el resto de la figura. En las raras ocasiones en que se puede ver la imagen en su natural belleza, despojada de joyas y pedrerías, causa cierta sorpresa. Es muy interesante la interpretación barroca de esta imagen que existe en la catedral de Zaragoza, hermosa figura de alabastro colocada sobre un fragmento de columna salomónica decorada con mármoles de diferentes colores.
He escrito ya que hay imágenes de la Virgen que, sin recibir la denominación “del Pilar”, son representadas sobre una columna;  otras se quisieron representar  despegadas de la tierra, en el aire; pero como tal cosa es físicamente imposible para una escultura, se representó esta iconografía en los cuadros a partir del siglo XVII sobre todo, tal como en las Vírgenes de la Asunción o en la Apocalípticas como la de la iglesia de Douvermann en Calcar, Alemania. En España existía antes de la guerra civil un grupo escultórico en el monasterio de Sigena, en Huesca, del siglo XV, en la que aparecía la Virgen sobre una columna, flanqueada ésta por dos ángeles. este grupo escultórico es considerado como el referente a la Virgen del Pilar por este elemento, recuerdo aquí de la aparición al apóstol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario